Cabinas de infrarrojos

Una inversión en su bienestar

Las cabinas de infrarrojos le permiten relajarse en el calor cada vez que le convenga. La cabina trabaja sobre la base de los elementos de calefacción de calor directos que emiten radiación infrarroja, un calor seco de onda larga similar a la del sol. El calor penetra profundamente a través de su piel, provocando varios efectos positivos, estimula el flujo sanguíneo, relaja los músculos, quema calorías, alivia el estrés y nos relaja, tanto física como mentalmente.

Son fáciles de instalar, se pueden montar en cualquier espacio seco, por ejemplo en el dormitorio y están listas para su uso en menos de diez minutos después de su puesta en funcionamiento.

El calor infrarrojo no produce radiaciones nocivas. Sin embargo, debido al aumento momentáneo de la temperatura del tejido causada por el calor, usted debe consultar a su médico antes de usar la cabina de infrarrojos si está embarazada o tiene problemas de salud.